El cuidado de la belleza, ahora una cuestión de chicos

FACH5660 - FOTO2A lo largo de la historia los estereotipos más marcados fueron las cuestiones de bellezas y cuidados que se relacionaban con la mujer, mientras que los hombres eran totalmente lo contrario. A pesar de que siempre hubo ciertas excepciones, acercándonos a la actualidad se ha vuelto más recurrente que el público masculino le dé importancia a la vestimenta, los accesorios, los perfumes y principalmente al cuidado.

Contar con un buen perfume de hombre, un armario con distintas opciones de vestimentas y diversos accesorios para complementar los outfits, es moneda corriente en los tiempos que corren ya que los varones han comenzado a darle una verdadera importancia a la imagen. Hasta accesorios como relojes o lentes de sol hombre suelen darle un plus a cada una de las elecciones para vestir.

Entre tantos cuidados y minuciosas decisiones sobre la indumentaria, se logra vislumbrar que cada día que pasa es más importante la apariencia, en las que se destacan las que tienen estilo y aplomo. Los perfumes de hombre suelen ser uno de los toques sofisticados con el que los hombres le aportan toda su impronta, dejando bien marcada la personalidad y logrando también situaciones que predisponen de buena manera ante tanta higiene.

No sólo bien perfumados

Tal como afirmábamos anteriormente, otro de los aspectos que marcan personalidad son los relojes, con un abanico inmenso de posibilidades tanto para los que prefieren deportivos, otros más formales, y por qué no aquellos que tienen uno para cada ocasión y estilo, como pasa con los lentes de sol hombre. Similar caso a lo que pasa con los relojes, existen distintos estilos que buscan poder ampliar las elecciones que cuadren mejor con el estilo de cada varón.

Algunos más osados agregan accesorios para la cabeza como pueden ser boinas o sombreros, que suelen ir mejor combinados con outfits más formales o menos descontracturados. Definitivamente ante tanta variedad de estos, se marca la importancia que el sector masculino le da a los complementos y la real importancia que pueden tener los perfumes hombre o como puede ser también el caso de los anteojos de sol hombre.

Vestimenta e higiene, claves

En el caso de las vestimentas también se le abre al sector masculino innumerables opciones para contar ya sea con ropa más formal como pantalones de vestir, tapados, camisas entalladas, zapatos en punta, como también tienen prendas más bien casuales para ocasiones no tan rigurosas. Sin dudas de que, si el hombre muestra cierta seguridad, sumado a distintas prendas que lo pueden hacer ver más sexy, logrará no pasar inadvertido en las reuniones o salidas de noche, entre algunas actividades.

Otro de los puntos a destacar es la higiene personal, algo que cada vez es más riguroso en la figura masculina, ya que además de mostrarse limpio y perfumado, hoy en día han ganado terreno, por ejemplo, los cuidados en el rostro o los afeitados excesivamente prolijos de barbería.

El primero de los pasos con respecto a la búsqueda de la pulcritud, es la ducha con la que se debe comenzar el día para mostrarse limpios desde el principio, tomando recaudos necesarios como contar con las cuestiones elementales como jabones específicos para zonas que lo requieren o cremas para después del secado. En cuanto al pelo, como el caso de los hombres suele ser más graso el cuero cabelludo, es importante una buena limpieza a diario, si fuera necesaria, para mantenerlo en buen estado, sin olvidarse de peinarlo para darle una buena forma.

Los vellos corporales, controlados

Los cuidados a la barba se han vuelto uno de los rituales más recurrentes de los hombres y con ello las apariciones de las barberías para mantener cuidado y prolijo el vello facial. Primero se busca la forma perfecta la de la afeitada, preparando la piel para dicha acción y tomando en cuenta las condiciones de las máquinas o cuchillas que realizan la afeitada, y luego la barba debe ser cuidada en la misma forma que el cuero cabelludo, lavándola e hidratándola con los productos pertinentes.

Así también otro de los aspectos que dejó de ser una cuestión de la higiene femenina es la depilación, ya que cada vez es mayor la cantidad de hombres que decide quitarse el vello corporal, con las distintas metodologías, ya sea por cuestiones propias de hacer un deporte determinado o mismo por placer y comodidad.

La humectación del cuerpo es fundamental, aunque suele ser un ritual extenso al que no siempre se puede lograr estar predispuesto a hacerlo, pero al menos cuando el tiempo apremia, tomarse un momento de dedicación para el rostro, como por ejemplo el contorno de ojos donde se cuenta con una piel distinta a la del resto de la cara. También sirve para disminuir y mejorar las distintas agresiones que sufre la piel con la afeitada, y sin dudas mantener el aspecto sano y joven de la misma, contrarrestando el paso del tiempo.

Las ojeras y las bolsas cada vez son más importantes por lo que la utilización de sérum, en la previa de las cremas matutinas, cada vez es más frecuente en los hombres. En cuanto a las rutinas de la noche, las limpiezas diarias y las exfoliaciones semanales, sumado a todo el uso de las distintas cremas, harán que la piel luzca sana.

Las manos son una radiografía del paso del tiempo, por lo que tenerlas cuidadas, bien higienizadas e hidratadas, con las uñas prolijas marcarán un punto valioso ya que es una de las zonas visibles que pueden llamar la atención para causar buenas impresiones. La higiene bucal también entra dentro de las consideraciones fundamentales a tener en cuenta, ya que suele ser una carta de presentación, por lo que tener una sonrisa cuidada y linda, será el puntapié inicial de cualquier situación.

Cabe destacar que lo trascendente de la moda y los cuidados es tomar todos aquellos que le hagan sentir bien a la persona, sin la necesidad imperiosa de tener que encajar en diferentes estilos, sino que solo sea tomar el que más cómo le siente para la vida y llevarlo como parte de la personalidad que las personas van forjando.

Be the first to comment

Deja un comentario