Proyecto piloto será realizado por Fundación Niños Primero: Programa socioeducativo apoyará a 44 niños del SENAME en la región de Valparaíso

equipoFNPyfamiliadeacogidaLa iniciativa, que se extenderá por 18 semanas se inició el 11 de enero, tiene por objetivo dar acompañamiento en el ámbito social y educativo a niñ@s entre 2 y 5 años que se encuentran en Familias de Acogida Especializada (FAE), a cargo de un adulto responsable diferente al de su familia de origen.

Pedro tiene 2 años. Acaba de ser derivado a la casa de una tía por graves vulneraciones a sus derechos en su familia nuclear. Como él, son más de 6.000 los niños, niñas y adolescentes en el país que, según datos de 2017, participan de los programas de Familias de Acogida Especializada (FAE) del SENAME.

En ese contexto, y con el propósito de reforzar el vínculo y el apego seguro entre el niño o niña y su cuidador/a principal, a través de actividades de carácter educativas, surge una inédita alianza público-privada para desarrollar el Programa Piloto de Intervención Socioeducativa “Familias Power”, con 44 niños y niñas de siete comunas de la región de Valparaíso (Casablanca, Valparaíso, Viña del Mar, Concón, Puchuncaví, Quintero y Villa Alemana).

El piloto tiene por objeto dar acompañamiento en el ámbito social y educativo a niños y niñas entre 2 y 5 años que se encuentran en el programa Familias de Acogida Especializada, a cargo de un adulto responsable diferente al de su familia de origen. Lo anterior, se realizará a través de actividades de carácter educativas que refuercen el acercamiento vincular, y a su vez incorpore hábitos que permiten un mayor y mejor desarrollo, tanto emocional como educacional.

“De acuerdo a un estudio entregado por UNICEF el 2017, cerca de 200 millones de niños y niñas en el mundo no logran expresar al máximo sus capacidades debido a las adversidades que encuentran en sus contextos, entre ellas la violencia y la falta de oportunidades asociadas a contextos de pobreza”, comenta la directora ejecutiva de Fundación Niños Primero, Anne Traub. Además, añade que la estimulación temprana y el vínculo afectivo entre los cero y los cuatro años son clave, por lo que “el desarrollo de este programa buscar generar cambios desde la primera infancia, etapa en la que podemos comenzar a reducir la desigualdad existente”.

Piloto de Intervención Socioeducativa Familias Power

El proyecto, que es un trabajo conjunto entre el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, la Fundación Niños Primero (FNP), el Servicio Nacional de Menores (SENAME) y Chile Crece Contigo (ChCC), busca responder a algunas urgencias que se observaron en las Familias de Acogida Especializadas durante la pandemia del coronavirus, dado que en el período los/as niños y niñas han visto pausada su asistencia a los establecimientos educacionales. Respecto al financiamiento, el programa se materializó gracias al aporte de Grupo Prisma, Fundación Careno, Ignacio Noguera y Financia Capital.

Respecto al piloto, que comenzó el 11 de enero, tendrá una duración de 18 semanas, en las cuales se llevarán a cabo 36 sesiones, dos veces a la semana, en media hora. Sin embargo, producto de la emergencia por el Covid-19, las intervenciones se realizarán en forma remota, a excepción de la entrega de materiales con los cuales se trabajará en cada oportunidad.

Sobre Fundación Niños Primero

Fundación Niños Primero (FNP) nació en 2016 con el objetivo de acortar las brechas de oportunidades de niños y niñas que viven en contextos vulnerables, mediante un programa de estimulación temprana basado en sesiones domiciliarias, que además refuerza el vínculo familiar. Esto, a partir de una metodología probada que lleva más de 50 años realizándose con muy buenos resultados en Estados Unidos por la organización Parent Child+.

Actualmente, Fundación Niños Primero está presente en 23 comunas atendiendo a más de 1350 niños vulnerables de todo Chile, desde Iquique a Puerto Aysén.

Los niños que participan en el programa base de FNP denominado “Padre-Hijo en Casa” obtienen mejores resultados en las pruebas estandarizadas tipo SIMCE, llegan un 20% adelantados frente a su grupo de control a colegio, tienen un 50% menos en la necesidad de derivación a especialistas (psicopedagogo, profesor particular, terapeuta ocupacional) y reducen en un 30% la deserción escolar.

La Fundación obtuvo el Premio Avonni a “la innovación social del año” en 2019, gracias a la implementación de la App EKID. Y su directora ejecutiva, Anne Traub, ha recibido los premios Mujer Impacta y 100 Mujeres Líderes de El Mercurio.

Be the first to comment

Deja un comentario