Bárbara Montané, alumna de Santo Tomás: “Falta que el Gobierno se haga cargo de las necesidades de la comunidad sorda”

01 (15)En la Semana Internacional de las Personas Sordas, la estudiante del CFT Santo Tomás Viña del Mar señala que aún existen muchos problemas en la accesibilidad a la salud para las personas con problemas auditivos.

Bárbara Montané estudia Laboratorista Dental en el Centro de Formación Técnica Santo Tomás Viña del Mar. Es sorda y sabe bien las dificultades que enfrentan las personas con problemas auditivos en la vida diaria y, en particular, cuando deben asistir a un centro médico. Si bien dice que no ha tenido grandes problemas para avanzar en su carrera (cursa segundo año), sí reconoce que la inclusión para las personas sordas aún tiene muchas tareas pendientes.

Señala, por ejemplo, que es usual que al asistir a un recinto asistencial estén prácticamente obligados a ir con un acompañante, ya que es la única forma de comunicarse con el personal médico. Y advierte que es tarea del Gobierno asegurar la accesibilidad a la información en el sistema de salud. Teniendo esa realidad presente fue que participó hace poco como relatora en la Capacitación en Lengua de Señas para la Atención del Paciente Sordo en Contexto Odontológico que organizó el Área Odontología de la sede viñamarina de Santo Tomás.

Ahora, que se conmemora la Semana Internacional de las Personas Sordas, la estudiante viñamarina comenta porqué optó por estudiar Laboratorista Dental, sus apreciaciones respecto a dicha capacitación en lengua de señas y la forma en que se relaciona la comunidad sorda con las personas oyentes.

– Se dice que muchas veces las personas sordas prefieren no ir a los centros de salud porque los atienden mal o no los entienden. ¿Te ha tocado vivir alguna mala experiencia en ese sentido?

“Sí, es verdad. Muchos evitan ir a los centros de salud ya que saben que no les entenderán o les darán un diagnóstico que no es. En mi caso debo ir acompañada de mi mamá, ella sirve como intermediaria en la comunicación con el doctor, lo cual siento que es una falta de respeto ya que nunca los doctores dirigen la comunicación hacia mí, siendo que yo soy la paciente”.

– Pensando que estamos en la Semana Internacional de las Personas Sordas, quisiera preguntar tu opinión respecto a la inclusión y la manera en que las personas oyentes se relacionan con las personas sordas. ¿Cuál crees tú que es la principal dificultad?

“Bueno, en esta semana quiero resaltar la importancia de la accesibilidad a la salud de las personas sordas. Necesitamos con urgencia saber correctamente nuestros diagnósticos, saber qué nos está pasando. Hoy en día no podemos acceder a esta información, falta que el Gobierno se haga cargo de esta necesidad de la comunidad sorda, necesitamos que se cumplan las leyes de accesibilidad”.

– ¿Por qué decidiste estudiar Laboratorista Dental?

“Me pareció interesante la carrera de Laboratorista Dental. Tengo gran habilidad manual y me concentro mucho más en lo que estoy realizando ya que no escucho ruidos en mi entorno. También me pareció una carrera rentable para el futuro”.

– ¿Ha sido complicado entender los conceptos técnicos de la carrera? Se dice que a veces no hay forma de interpretar en lengua de señas algunos conceptos propios del Área Odontología.

“No es tan complejo para mí, logro entender todo ya que llevamos dos años juntos por lo cual la comunicación es mucho más fluida. Si no entiendo algún concepto de la clase le pregunto a los docentes, pero no tengo mayor problema con ello. Hoy en día también tengo la posibilidad de tener implante coclear, lo que me ayuda a percibir sonidos de mi entorno, pero quiero dejar claro que esto no reemplaza mi lengua materna que es la Lengua de Señas Chilena”.

– Respecto a las dificultades causadas por la pandemia de Covid-19, ¿cómo lo has hecho para participar en las clases online? ¿te sigue ayudando una intérprete?

“Sí, estoy con clases online y participo en todas las clases junto a mi intérprete. Ella siempre está disponible para poder ayudar en mi comunicación con mis docentes y compañeros”.

– ¿Qué te pareció la experiencia de participar como relatora en un curso de lengua de señas?

“Fue una experiencia muy grata poder enseñar lengua de señas a alumnos y profesores que van a atender a personas sordas, ya que la comunidad sorda necesita que la atención odontológica sea accesible”.

Be the first to comment

Deja un comentario